Las pulseras, para la paella, cervecitas y avituallamiento. Bien pensado.